Vida, trabajo y diversión: cómo diseñaremos el 2025

¿Cómo será el futuro? ¿Qué retos enfrentaremos? ¿Cómo viviremos cada aspecto de nuestras vidas? En el diseño encontramos las respuestas.


Fuente: Gensler Research Institute ǀ Imágenes: Gensler

El pensar el futuro dará a los clientes una mayor perspectiva de los temas que el diseño afrontará en el futuro inmediato. Imaginar cómo vivirá, trabajará y se divertirá la gente será esencial para replantear el presente y con ello satisfacer las necesidades del futuro.

Lo digital será —aún más— parte integral de nuestra vida; viviremos en un ambiente “creado”, no solamente “construido”; la búsqueda de experiencias nos llevará a diseñar tanto tiempo como espacio; los espacios renovarán sus formas y significados; y las ciudades serán los motores de la innovación.

Tienda de los Museos del Banco Central de Costa Rica. Fotografía: Andrés García Lachner. Cortesía Gensler

Vida en la ciudad

De cara al futuro, se evidencia el beneficio de revivir espacios existentes en desuso. Cada vez más ciudades los usarán para incorporar servicios, espacios de recreación, arte y cultura en áreas donde no existen. El resultado de ello: la reconexión, restauración y reactivación de la ciudad.

Otro gran desafío será hacer de las urbes lugares más saludables. Se debe aumentar la consciencia comunitaria sobre temas como el bienestar y los problemas medio-ambientales que —como la calidad del aire, los alimentos y el agua— influyen negativamente en la calidad de vida. Así, las comunidades ejercerán una mayor presión para que las ciudades intensifiquen las medidas para mejorar el acceso  a espacios abiertos, reducir el uso masivo de vehículos contaminantes y promover la cultura peatonal.

Aeropuerto Internacional de Incheon, terminal 2, Corea.

Uso mixto, valor agregado

Las generaciones más jóvenes frecuentemente eligen donde vivirán antes de considerar sus carreras. Como resultado los entornos para vivir y trabajar se están redefiniendo. Los desarrollos de uso mixto se diseñarán para ser flexibles en este aspecto. Los espacios residenciales y de oficina deberán estar mejor diseñados para coexistir y crear ambientes que funcionen sin pausa.
 
En algunas economías, la oportunidad de la renovación, revitalización y redesarrollo urbano nunca había sido tan grande. El uso mixto será la opción a tomar para hacer más con menos en áreas urbanas. La rehabilitación respetuosa será la norma; lo antiguo es el nuevo “nuevo”.

Escuela Dwight-Englewood. Engelwood, NJ
Garrett Rowland. Cortesía de Gensler.

Edificios de altura
Las nuevas realidades de la vida vertical

Las necesidades a largo plazo de los inquilinos impulsan el diseño de edificios de altura, con un enfoque desde el interior hacia el exterior que reemplaza las construcciones de formas icónicas. Las fachadas han dejado de ser solamente protección climática para formar parte de una estrategia energética integral que logre reducir el consumo energético y aumentar los servicios y el confort. Las fachadas dobles han facilitado el uso de espacios usables. La nanotecnología hará que las fachadas sean más eficientes desde el punto de vista ambiental. Los materiales nuevos también reducirán el peso de las fachadas mejorando su rendimiento. La logística, la fabricación y el diseño digital harán que se aceleren los tiempos de construcción de edificios de altura de principio a fin.

5th & Broadway, Nashville.

Trabajo
Los espacios cambiarán para siempre

Liberado de las viejas restricciones, preparado para dirigirse hacia donde sus talentos reciben el mayor apoyo, una nueva mano de obra urbana cambiará la forma del trabajo y sus entornos. Las prioridades serán elegir y conectar. Para encarar esta nueva exigencia, las empresas alentarán a su gente a usar dispositivos para conectarse unos con otros y con sus clientes y mercados. También ofrecerán a las personas más opciones sobre dónde y cómo eligen trabajar. Lógicamente, el compromiso será el nuevo diferenciador. El elevar las expectativas de una participación entre clientes, organizaciones y equipos estimulará el crecimiento de espacios “abiertos” de colaboración que les den la bienvenida a las personas de afuera, incluyendo los equipos autónomos. En especial, querrán trabajar cruzando las fronteras organizacionales y profesionales, y por ello se orientarán a los entornos que los vinculen como participantes y que respalden su interacción directa.

Hyundai Card Music Library + Understage, Seúl
Nacasa & Partners. Cortesía de Gensler.
Centro Financiero Internacional AVIC, Chengdu, China.
Blackstation. Cortesía de Gensler.

Es hora de tomar en serio el bienestar

Las nuevas herramientas permitirán controlar no solamente el bienestar personal, sino también la salud de los entornos laborales. Como resultado, las organizaciones —incluyendo a los propietarios y gerentes de edificios— deberán tomar el bienestar entre sus prioridades. El tema ahonda las raíces de la cultura de los espacios de trabajo y propicia la expectativa de las opciones que den sustento a la salud, tanto en el sitio como en el barrio.

Microsoft Building 17; Redmond, WA.
Garrett Rowland

Colaboración, innovación y tecnología

Las empresas de tecnología buscarán traducir los valores de responsabilidad social y empoderamiento personal en sus espacios de trabajo y políticas de trabajo. A medida que las “nuevas tecnologías” maduran, sus espacios promoverán conexiones emocionales ricas y una participación total. Este énfasis puesto en la experiencia del usuario sacará provecho de los entornos de trabajo multifuncionales y culturalmente únicos que incorporen las referencias locales en sus materiales, fabricación y productos.

Reed Smith, Philadelphia
Halkin Mason Photography. Cortesía de Gensler.

La proyección de un estilo de vida

La necesidad de que el entretenimiento sea para el cliente una experiencia real, auténtica y fluida constituye un desafío para la integración entre la tecnología y los medios. Las plataformas de intercambio basadas en aplicaciones continúan irrumpiendo en los negocios establecidos, desde hoteles hasta espacios comerciales. Los mercados punto a punto facilitan rentar, compartir y prestar, en lugar de poseer o comprar. Los consumidores que buscan experiencias significativas y comunitarias en tiempo real priorizan el acceso por encima de la propiedad, alejando el énfasis del espacio personal y enfocándose en el espacio comunitario y de colaboración.

El arte y la cultura serán un catalizador de la comunidad. La exhibición e interactividad digital figuran en la presentación e interpretación de las artes y la cultura. La tendencia es equilibrar la interactividad digital con la presencia física. La visibilidad de los guías, docentes, curadores, y equipos de apoyo, ayudará a conectar a los visitantes con las instituciones.

Los museos crearán, cada vez más, momentos culturales más allá de sus muros, en lugares reales dentro de la comunidad que enriquecerán y harán de la experiencia del visitante algo más relevante. En el proceso, el arte, la arquitectura y la experiencia del usuario interactúan y se fusionan de maneras inesperadas. Estas convergencias incluyen cada vez más al medio urbano.

Torre de Shangai, China.
Blackstation. Cortesía de Gensler.

Diseño de producto

Los productos se vuelven más inteligentes y el trabajo artesanal regresa
El diseño de producto no solamente nos habla del mundo visible de las cosas, sino también del mundo invisible de la interactividad que las mejora, las hace “inteligentes,” y las fusiona hacia la experiencia diaria. El “entorno creado” abarca todo esto de manera holística y suma la experiencia del usuario al proceso.

El resurgimiento de lo artesanal se parece al Movimiento Arts and Crafts de final del siglo XIX y principios del XX. Lo artesanal en el siglo XXI es un contrapunto del mundo digital. La gente quiere encontrarle un significado personal a los productos al intentar vincularlos con sus fabricantes, artistas y artesanos. Buscan la prueba de la artesanía a través de la elaboración hecha a mano. Asimismo, hay un interés renovado en la producción, a menudo con la ambición de encontrar los mercados para los artículos hechos a mano. Al destacar la producción local como un singo de autenticidad, los pequeños productores están disfrutando de un mayor atractivo.

Hyatt Incheon, Corea. Cortesía de Gensler.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s