Arquitectura colaborativa: el equipo de Juan Robles y Jean Garnier

En Costa Rica, no es común que dos arquitectos de firmas independientes decidan trabajar en conjunto. Sin embargo, una foto en redes sociales fue la que dio a conocer que Juan Robles y Jean Garnier estaban planeando un proyecto juntos. Al ser emprendedores jóvenes con una importante trayectoria en el contexto regional, quisimos conocer más acerca de sus proyectos y la alianza que han formado.

Con una formación orientada al landscaping, a los colores y texturas del norte de Latinoamérica, Jean Garnier preside Garnier Arquitectos desde el 2003. Por otro lado, Juan Robles, tras estudiar en Costa Rica, se especializó en arquitectura sostenible en Australia y fue en el 2004 cuando fundó RoblesArq. Alrededor del año 2010, los dos empezaron a colaborar en algunos proyectos que llevaban la línea de la sostenibilidad y esta es una constante que se ha mantenido hasta hoy.

“El trabajo colaborativo entre nosotros se ha dado de manera natural, no ha sido forzado, fue algo que se empezó a dar por nuestra gran amistad, también porque nos respetamos los dos como profesionales. Yo admiro un montón a Juan y cada vez que diseñamos es una locura porque es lo que realmente nos gusta hacer, diseñar”, comentó Garnier a la hora de contar cómo se dio el proceso de empezar a colaborar con Robles.

“Sí, tenemos dos formaciones muy distintas pero creo que ése es el éxito de nuestra combinación porque nos complementamos muy bien. Sabemos que siempre vamos a tener dos ideas, dos mentes, dos líneas y eso es algo que nosotros hemos logrado complementar muy bien, logrando que el resultado sea bastante interesante”, agregó Juan Robles.

Crear una arquitectura única, que sobresalga, que tenga un compromiso con el medio ambiente, que logre levantar las expectativas y romper los paradigmas del diseño a nivel local es la meta común de ambos arquitectos, quienes comparten la pasión por el diseño y por eso quieren distinguirse. “Sabemos que no cualquier proyecto calza para trabajar de manera conjunta, pero queremos ofrecerles a los clientes esta unión cuando lo amerite. Nosotros nos juntamos a hacer ejercicios que nos ayudan a crecer como profesionales y los disfrutamos muchísimo, por lo que sabemos que hay proyectos que se pueden beneficiar de este know-how tan particular”, explicó Jean Garnier.

La alianza les ha posibilitado a ambos crear espacios creativos donde diseñan con un equipo conformado por miembros de las dos firmas, dejando de lado los egos o imponer una visión sobre otra y, por el contrario, buscan soluciones en conjunto. “Hay algo muy interesante, que además nuestros equipos se complementan muchísimo cuando hemos hecho estas sinergias. Ellos mismos absorben esta energía y trabajamos como si fuéramos un mismo equipo, lo cual es muy rico”, comentó Robles.

Las sesiones de trabajo conjuntas van más allá de diseñar ‘de la mano’, usando papel y lápiz en lugar de computadora, sino que se ahondan incluso temas logísticos y operativos. “Uno desarrolla una oficina solo, con cierta filosofía, crece, pero al final, ¿con quién se sienta a hablar de esto? Yo le cuento a Juan lo que hago y viceversa sin ningún problema, pero eso no es fácil, esta simbiosis en la que ambos nos retroalimentamos es posible por la fuerte amistad que existe entre nosotros”, dijo Garnier, quien también agregó “los dos  estamos influenciados por el trabajo de cada uno porque somos una esponja. Para eso viajamos, para eso leemos, y eso es algo que hacemos no solo por ser arquitectos, sino algo que cualquier profesional, de la rama que sea, debe hacer”.

Por el momento, los proyectos de esta interesante alianza no se han traducido de los planos a la realidad, pero la dupla apuesta por encontrar ese cliente que aprecie el valor agregado que aporta la sinergia entre ambos y su experiencia conjunta, ya que el currículum fusionado entre sus firmas refleja su amplia trayectoria. “Pienso que estamos en un buen momento, la calidad del diseño en Costa Rica ha mejorado en todo sentido, no solo en arquitectura. Eso demuestra que la parte cultural de la sociedad ha venido evolucionando y cada día surgen proyectos más interesantes. Esto da pie a un mayor número de posibilidades”, comentó Garnier.

Por su parte, Juan Robles hizo énfasis en que el diseño es responsable de fomentar la manera en la que la gente se relaciona entre sí y su impacto en la sociedad. “Cómo hacer una arquitectura autóctona, con identidad propia, cómo poder innovar, ése tiene que ser el centro de nuestro enfoque. Lograr la innovación, guardando la misma línea. Lo que trabajamos juntos es completamente distinto, es algo único que tiene su propia esencia y eso lo enriquece un montón y creo que es parte de esa búsqueda de la evolución y de la innovación también”, concluyó Robles.

Por: Valeria Fernández-Sáenz
Fotografías: Mauricio Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s